En el programa de Jimmy Kimmel un niño fue sometido a su detector de mentiras, vean como le fue: