La pequeña Hollie Steel llora a la mitad de su cancion en la semifinal de Britain’s got talent.